martes, 16 de junio de 2009

¿Juan 5: 7 Texto Trinario?

Nota: En este estudió la palabra “Elohim” que es “El Poderoso”, reemplaza a la palabra “Dios”


Los maestros que apoyan el dogma de la trinidad, enseñan ignorando, que dicha teología se expresa claramente en el pasaje de 1 Juan 5:7, sin embargo, ellos ignoran, o simplemente pasan por alto a sabiendas, que en tal versículo, no existen las frases que apoyan el dicho dogma, como veremos en este resumido estudio.

Para ver que esto no es un comentario caprichoso mió, sino que es algo muy sabido entre los estudiosos de la Biblia, es que citare algunos comentarios bíblicos, donde se nos dice abiertamente que la frase: “y en el cielo: el Padre, el verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno” Corresponde a un añadido en el versículo siete del capitulo cinco de primera de Juan. Veamos que nos dicen estos comentarios en relación al texto en análisis. (Énfasis añadido en negrita y subrayado).

Comentario RV 1995:

5.7-8 En diversos mensajes no aparece la segunda parte del versículo 7 y la primera del versículo 8 Dicen: Porque tres son los que dan testimonio: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.

Comentario Biblia Dios Habla hoy:

“5.7 Tres son los testigos: Algunos mensajes. Latinos añaden: “y en el cielo: el Padre, la Palabra y el Espíritu Santo, y estos tres son uno”

Cometario Bíblico Siglo 21:

Puesto que una perspectiva correcta de Jesús reviste la máxima importancia, es fundamental que sea atestiguada. Por ello Juan cita algunos de los testimonios que establecen quién es Jesús.

6 Que vino por agua se refiere seguramente a su bautismo, y sangre a su muerte. Durante el acto del bautismo escuchó la voz celestial e inició solemnemente su ministerio. Algunos herejes aparentemente sostenían que el Cristo divino vino sobre Jesús cuando fue bautizado, pero lo abandonó antes de su muerte. Juan responde a esta posición haciendo hincapié en la sangre, no por agua solamente, sino por agua y sangre. Esto era (y es) el corazón del evangelio. Pareciera no haber duda alguna sobre el agua, pero Juan se siente obligado a poner énfasis sobre sangre. Justamente en eso radicaba el tropezadero. Los herejes evidentemente hallaban imposible el sostener que el Cristo divino podía morir. Juan señala que el agua no estaba sola. El agua y la sangre van juntas. Además, es el Espíritu el que da testimonio (el tiempo presente señala a una actividad continua). El tiene una calificación excelente para esto, porque el Espíritu es la verdad (como lo es Jesús; Juan 14:6). Obsérvese que algunas versiones incluyen material adicional en este punto, material sobreañadido que corresponde íntegramente al v. 7. Pero todo el v. 7 de algunas versiones es en realidad una glosa y debe excluirse del texto. El v. 7 está excluido en las versiones castellanas RVARVA Reina-Valera Actualizada, BJBJ Biblia de Jerusalén, NC, y en Straubinger está entre corchetes. Al respecto es interesante consignar lo que dice la BJBJ Biblia de Jerusalén en su nota al pie: “El texto de los vv. 7, 8 está recargado en la Vulgata por un inciso (más abajo, entre paréntesis) ausente en los mss.mss. Manuscritos griegos antiguos, de las antiguas versiones y de los mejores mss.mss. Manuscritos de la Vulgata, y que parece una glosa marginal introducida tardíamente en el texto: «Pues tres son los que dan testimonio (en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno; y tres los que dan testimonio en la tierra): el Espíritu, el agua y la sangre, y estos tres son uno.» ” Ver nota de la RVARVA Reina-Valera Actualizada.

Comentario Vine Nuevo Testamento:

TRES:

treis (trei`", 5140), es considerado por muchos como un número que en ocasiones indica simbólicamente la plenitud del testimonio o de manifestación, como en las tres personas en la Deidad, cf.1Th_5:19; Heb_10:28: La mención en 1 Joh_5:7 se halla en un versículo que no forma parte del original; ningún ms. griego anterior al siglo catorce lo tiene; ninguna versión anterior al siglo cinco en cualquier otro lenguaje lo contiene, y no es tampoco citado por ninguno de los «Padres» griegos o latinos en ninguno de sus escritos acerca de la Trinidad. Que haya los que dan testimonio en el cielo no está apoyado por ningún otro pasaje de las Escrituras. Debe ser considerado como la interpolación de un copista.

El comentario de la Reina Valera 1995, nos dice; “en algunos mensajes no aparece la segunda parte del versículo 7”. El comentario de la versión bíblica Dios habla hoy, reconoce que en los mensajes latinos se añade la segunda parte del versículo. El comentario bíblico siglo 21, reconoce que la segunda parte del versículo 7, es un añadido que no se encuentra en las escrituras del griego mas antiguo, sino que tales palabras que apoyan el dogma de trinidad, fueron añadidos siglos mas tarde. El comentario mas interesante es el del erudito Vine, el cual da a entender que el añadido del versículo 7, correspondería al error de un copista. De hecho otros comentarios bíblicos aseveran que no hubo una mala intención en tal copista, sino que al ver una nota al margen de los pergaminos que decía, las palabras que se agregan a tal texto, el copista incluyo dentro de aquel versículo tal frase, que apoyaba el dogma trinitario.

En las versiones más antiguas de los escritos, como el texto griego Koinè, el papiro elefantino y el manuscrito de Alejandría, no aparece la expresión del v7. En todas las versiones antiguas, la Vulgata, y en los manuscritos más antiguos correctos no se encuentra.

El texto griego Koinè dice lo siguiente:

Hóti treís eisin hoi marturoúntes

Porque tres son los que testifican

tó Pneúma kaí tó húdoor kaí tó haíma kaí hoi treís eis tó hén eisin

El espiritu y el agua y la sangre, y los tres uno son.

Ahora bien, debemos saber, que no existe ningún versículo bíblico semejante al añadido de 1Juan 5:7 en las escrituras, por lo tanto, lo que hizo o hicieron tales traductores corresponde a una manipulación de las escrituras y de la creencia, de los que luego leerían las escrituras, pues todos los que alguna vez de primera leímos tal pasaje, pensamos que indudablemente el dogma trinitario era absolutamente cierto e irrefutable, pero al estudiar bien este tema, nos damos cuenta que tal dogma enseñado por la Iglesia católica, se queda en lo que es, una teoría y no en el verdadero credo de los primeros enviados. Veamos en que decían creer los primeros enviados o apóstoles del Mesías Yeshua.

Para nosotros, sin embargo, hay un Elohim, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Yeshua, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él” (1Corintios 8:6)

Como podemos leer, en tal pasaje donde el Apóstol relata el credo de la iglesia, que consistía en tener a un Altísimo y supremo, no consistía en creer que ese Altísimo y supremo, estaba compuesto de tres personas que pertenecen a una sola deidad, pues no existe tal pasaje en las escrituras donde se diga, que en las mismas escrituras el misterio de la deidad, se da a entender a través de tres personas que son un solo Elohim, o sea en una trinidad. Esto, no es lo que nos enseñan las escrituras, pues los apóstoles reconocen tener a un Elohim el Padre, y no mencionan por ninguna parte que este Elohim este compuesto en tres personas.

A continuación veremos como es que las distintas versiones bíblicas traduce en pasaje de 1Juan 5:7, pues en muchas versiones bíblicas no se encuentra la frase: “en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno” Veamos:

(BAD) Tres son los que dan testimonio,

(BL95) Tres son, pues, los que dan testimonio:

(BLS) Son tres los que nos enseñan que esto es verdad:

(DHH) Tres son los testigos:

(EUNSA) Pues son tres los que dan testimonio:

(JER) Pues tres son los que dan testimonio:

(N-C) Porque tres son los que testifican, el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres se reducen a uno solo.

(NBLH) Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo (Jesucristo), y el Espíritu Santo, y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra:

(Nuevo Mundo (Los TJ)) Porque hay tres que dan testimonio:

(NVI) Tres son los que dan testimonio,

(PDT) Hay tres testigos:

(RV1865) Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

(RV2000) Porque tres son los que dan testimonio del cielo: el Padre, la Palabra y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

(RV60) Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

(RV95) Tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

(RVA) Porque tres son los que dan testimonio:

(Septuaginta) Porque tres son los testificantes (en el cielo: el Padre, el Verbo, y el santo Espíritu y éstos los tres uno son;

(SRV) Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno.

(SSE) Porque tres son los que dan testimonio del cielo: el Padre, la Palabra y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

Como usted puede ver, algunas versiones si añaden la parte apócrifa del versículo siete de 1Juan y otras sabiendo la inexistencia de aquellas palabras, no incluyen las palabras apócrifas.

Por lo tanto, para nosotros los que buscamos sinceramente la verdad, libres del prejuicio religioso y que con honestidad deseamos conocer al Altísimo, nunca pretenderíamos usar y tomar en cuenta el añadido del pasaje de 1Juan 5:7, pues como ya hemos visto, es archí reconocido, por eruditos y comentaristas bíblicos, que tal pasaje esta manipulado y que nunca fue escrito por el Apóstol Juan. Además de no formar parte de los escritos mas antiguos del griego y de no estar reconocido por muchas versiones bíblicas como un texto fidedigno. Es mas, ni siquiera los que apoyan tal dogma, podrían usar tal pasaje para el apoyo de la doctrina de la trinidad, pues estarían faltando a la honestidad en un tema que es reconocido por incluso teólogos y maestros del sector creyente en la teología de la trinidad, pues estos saben que tal texto por no estar en los manuscritos mas antiguos, no sirve para el apoyo de tal dogma, el de la trinidad. En conclusión, ¿Si usted es honesto y sincero, podría usted seguir utilizando un pasaje que se sabe no es verdadero, para apoyar un dogma religioso? Espero que su sinceridad y honestidad, lo lleve al camino de la verdad y no al del error.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Conclusión : El Padre , ABBA , el Dios Uno , Único y sin Par , a quién no se le puede asociar nada es imposible de conocer por criatura alguna. Es el Todo Trascendente , libre de toda asoiciación : el Santo, ... el Único Santo.
El Verbo, o mejor la expresión (maamar) es la revelación del Santo , de Abba en el corazón de su enviado (Iehoshua), pero el enviado de Dios (Iehoshua) no es "un dios" por recibir la revelación de ABBA, sino que el enviado recibe de Dios lo que Dios le revela de "Sí Mismo". El Grado espiritual en el que el Enviado recibe esa Gnosis Suprema y Única que es la Palabra de ABBA se llama : "Ruaj ha Emeth" : el espíritu de la Verdad. Este Espíritu de la Verdad es una estación espíritual Suprema en la cual el creado puede ascender a la Gnosis de Su Creador, ... y no hay otro misterio. Por eso podemos decir que los tres son ... un mismo mistero.
Maimínides dijo : "El es el Conocimiento, el Conocedor y el Conocido", y por eso es el Incognoscible, el Todo Trascendente, que Trasciende todo lo que el hombre pueda pensar y asociarle a ÉL. Pero lo único que puede salvar la indeterminación es el Lenguaje Sagrado que Ha Kadosh Baruj Hu revela en el alma de su enviado (Iehoshua) y de sus profetas (neviim). Es decir que no hay Sabiduría más Sagrada (Jojmah Ilaá) que la que transmitieron los profetas. En eso debemos ver que lo que la tradición oral concuerde con lo que los profetas transmitieron podemos darlo por válido. Pero lo que la tradición oral de los jajamim contradiga de la Revelación profética ... es inovación humana. Tal es el caso de los concilios cristianos.

Daniel